Se trata de una técnica clásica para la apertura de cerraduras y bien conocida por cerrajeros profesionales en casos de pérdida de llaves o en situaciones de emergencia.

En la actualidad, desafortunadamente esta técnica es empleada por ladrones, pues, no deja daños en la cerradura, pernos… nada.

El bumping es una técnica sencilla de aplicar; sólo son necesarios una llave debidamente manipulada, la cual tiene las ranuras exactamente a la misma altura, llamadas llaves bump, y cualquier objeto con el que golpear, por ejemplo, destornillador.

Se trata simplemente de desplazar todos esos pitones de manera simultánea mediante el golpeo de una llave bump con algún objeto como martillo o destornillador, separando así esos pitones de los contrapitones y liberando, el giro de la llave. Estamos hablando, pues, de una operación sencilla, de rápida ejecución –no más de 30 segundos- y que no daña el dispositivo de cierre.

La técnica bumping no deja evidencia alguna de su utilización

Desafortunadamente es una técnica que no tiene una solución eficaz, es por eso que en Integración de Servicios CCTV Alarmas y Blindados S.A. de C.V. ofrecemos alternativas eficientes para la seguridad y control de accesos en tu inmueble.